Inmonex | Casa de Cambio Panamá
  • Contáctanos
    +507 61062562
  • Dirección
    Calle Ricardo Arias, Fte. Rest. Costa Azul
  • Horario
    Lun - Vier 9a - 7p / Sab 9a - 4p

New to site?


Login

Lost password? (X)

Already have an account?


Signup

(X)
Farooq

México ya tiene presidenta por mayoría aplastante

HomeBitcoinMéxico ya tiene presidenta por mayoría aplastante
03
Jun
México ya tiene presidenta por mayoría aplastante

Con una mayoría aplastante y una participación inferior al 60% del electorado, Claudia Sheinbaum se convierte en la primera presidenta mujer de México en toda su historia y ascienden a 14 las mujeres gobernantes que ha habido en América Latina en los últimos 50 años.Al frente de la coalición de izquierda Sigamos Haciendo Historia, formada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados Partido del Trabajo (PT) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM), la candidata oficialista casi ha duplicado en votos a su principal contrincante, Xóchitl Gálvez, candidata de Fuerza y Corazón por México, una coalición que agrupa a los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD). Además, ha quintuplicado al tercer candidato en liza, Jorge Álvarez Máynez, del partido Movimiento Ciudadano, que apenas ha conseguido un 8%.La participación, inferior al 60%Sheinbaum pasará a formar parte de la lista de los países con presidenta aunque no todas llegaron por la vía democrática. La primera presidenta mujer de un país latinoamericano fue María Estela Martínez de Perón, en Argentina, que llegó a la Presidencia en 1974 después de la muerte de su marido, Juan Domingo Perón. Fue derrocada dos años después.

Violeta Barrios de Chamorro fue la primera presidenta elegida en unos comicios democráticos, y eso ocurrió en Nicaragua en 1990. La haitiana Ertha Pascal-Trouillot fue la primera mujer presidenta afrodescendiente en 1991 en el continente latinoamericano. Desde entonces la panameña Mireya Moscoso en 1999, la chilena Michelle Bachelet en 2006 y 2014, la argentina Cristina Fernández en 2007, la costarricense Laura Chinchilla en 2010 y la brasileña Dilma Rousseff en 2011 también llegaron al máximo cargo en sus países. En a la actualidad, la hondureña Xiomara Castro desde 2021 y la peruana Dina Boluarte en 2022 siguen al frente de sus países. Hasta mayo de este año, en el mundo solo había 28 países con mujeres desempeñando el cargo de jefa de Estado o de Gobierno.Ante la falta de información del Instituto Nacional Electoral, que se había comprometido a presentar un conteo rápido que aclarase quién era la ganadora de la Presidencia de México a las 22.00 horas, la candidata opositora Xóchitl Gálvez Gálvez comentó en su cuenta de X a sus simpatizantes: «Quieren que te vayas a dormir creyendo que te ganaron. Mienten como siempre». También les pidió que se mantuviesen vigilantes: «Los votos están ahí. No permitamos que los escondan».Varios líderes latinoamericanos comenzaron a felicitar a la candidata oficialista mexicana cuando apenas se llevaba el 10% de las mesas escrutadas y sin que ninguna autoridad del Instituto Nacional Electoral hubiera aparecido para dar a conocer el llamado conteo rápido.En el conteo rápido, tanto en el Congreso de Diputados como en el Senado el partido Morena tendrá la inmensa mayoría de diputados y senadores. La nueva presidenta de México podrá gobernar con bastante comodidad ante la apabullante victoria.Ambiente electoralA las 07.00 horas ya había un gran ambiente electoral a la entrada del parking del Centro Comercial de la calle San Luis de Potosí, en la Colonia Roma Norte, donde se iban a desplegar dos mesas electorales para 1.250 votantes. Estaban todos los miembros de las mesas, los apoderados de los partidos y los votantes más madrugadores.

Gerardo Liedo, de 67 años, mexicano de origen cántabro-asturiano-castellano, presidente de una de las mesas, no tenía ninguna duda de que sería «una jornada muy tranquila en la capital, pero no en otras zonas del país muy afectadas por la violencia».Su compañera, Jael Durán, de 38 años, directora de la Cámara de Comercio de Canadá en México, que iba a actuar como secretaria de la mesa, respondió con contundencia a una pregunta sobre la limpieza del proceso electoral: «Somos ciudadanos de a pie que cumplimos una misión fundamental más allá de nuestras preferencias políticas».A las 7.30 horas comenzó la instalación de las mesas electorales, cada una compuesta por un presidente, dos secretarios y tres escrutadores. Todos fueron los encargados de recibir primero a los votantes con discapacidad y a los ancianos, así como de controlar y marcar los carnets electorales para que nadie pudiese votar más veces, distribuir las seis papeletas distintas de esta macroelección que afecta a 20.708 cargos, ayudar a que cada votante no se equivocase de urna al introducir sus votos y a colocar la tinta indeleble en uno de los dedos.La primera votante fue la periodista de la Agencia France Presse Jennifer González, de 49 años. «Quiero votar antes de empezar mi larga jornada laboral», comentó, y empezó a ponerse nerviosa cuando veía pasar los minutos después de las 08.00 horas y nadie daba la orden de inicio de la votación.»No creo que hoy [por este domingo] haya muertos. La violencia siempre se produce durante la campaña electoral. Es posible que haya robo de urnas y material electoral», dijo pocos minutos antes de votar con media hora de retraso.La abogada Claudia Gutiérrez, de 37 años, se presentó con un mensaje muy claro en su camiseta blanca: «Votar es de chingones (Votar es fantástico)», una iniciativa patrocinada por la fotógrafa mexicana Laura Garza con el fin de incentivar la participación de los mexicanos en las elecciones y combatir el preocupante fenómeno del abstencionismo. Aunque ocultó su voto, su forma de hablar hacía prever que iba a votar por la oposición: «Muchas mujeres tenemos esperanza de cambio». Su hermana Mariana, diseñadora gráfica de 28 años, también era partidaria del cambio. «¿Es bueno que la Presidencia la ocupe una mujer por primera vez en la historia?». La pregunta la respondieron las dos por tramos: «La cara principal puede ser una dama, pero el control político y económico en México sigue siendo patrimonial de los hombres. Aunque por algo se empieza».Olga Valdivia Hernández, de 84 años, acudió a votar en silla de ruedas acompañada de su nieto. «He votado desde que cumplí los 18 años, poco después de que el voto femenino fuese legal a partir de 1947. Es una forma de votar por mi amada tierra y lo seguiré haciendo mientras siga en este mundo», comentó la anciana mientras los primeros rayos de un sol penetrante e incandescente atravesaban la arboleda que daba sombra a la larga fila de votantes.Los miembros del Instituto Nacional Electoral colocaron un cartel donde se recordaba que «Tu voto es libre y secreto, nadie puede obligarte a tomar una fotografía de tu boleta y debes denunciar a cualquier persona que te ofrezca dinero o te amenace para que votes por un candidato determinado».  Seis votos diferentesCasi 99 millones de mexicanos mayores de 18 años pudieron votar en 170.000 colegios electorales distribuidos por todo el territorio nacional y depositar seis votos diferentes. Estaban en juego 629 cargos (500 diputados y 128 senadores) para la llamada elección federal, además del más relevante de todos: el de la Presidencia de la República, con dos mujeres, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, y un hombre, Jorge Álvarez Máynez, aspirantes a este puesto. 

En la elección local se tenían que renovar 20.079 cargos entre los que destacaban los máximos responsables de 9 de los 32 estados mexicanos y las 16 alcaldías de Ciudad de MéxicoMéxico en uno de los seis países de América Latina donde no existe la segunda vuelta cuando un candidato no alcanza la mayoría absoluta. El actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, que dejará el cargo el 1 de octubre, ganó con el 53% de apoyo popular. Pero en los cuatro comicios anteriores, que se realizan cada seis años, ningún candidato superó el 50% de los votos.Durante la mayor parte del siglo XX gobernó el Partido Revolucionario Institucional (PRI), hoy en horas bajas. Era tal su hegemonía (se le llamó el partido de la dictadura perfecta) que en la elección presidencial de 1976 solo apareció el nombre del candidato oficialista en las papeletas. En 1988, Carlos Salinas de Gortari ganó las elecciones con una mayoría muy cuestionada y fuertes acusaciones de fraude.Vicente Fox, del Partido de Acción Nacional (PAN), el primer presidente en más de 70 años que no era del PRI, ganó en 2000 con un 42% y Felipe Calderón, también del PAN, solo sacó en 2006 un 0,56% de ventaja a su oponente López Obrador. Fueron tantas las irregularidades que se acabó hablando de fraude electoral. El PRI volvió al poder en 2012 con Enrique Peña Nieto con solo un 38% de los votos.Durante la campaña electoral, 31 candidatos (cuatro mujeres y 27 hombres) han sido asesinados. La última víctima se produjo el viernes, cuando el país vivía ya en las horas de reflexión antes de las elecciones. El ataque contra Jorge Huerta Cabrera, candidato a regidor en Izúcar de Matamoros, en el estado de Puebla, tuvo lugar cerca de su domicilio y ocasionó heridas a su esposa y a uno de sus colaboradores. El número de víctimas mortales supera los 200 si se incluye a funcionarios, familiares y víctimas colaterales. …

Powered by WPeMatico

Nuestra puntuación
Tags:

    Related Posts